CONTÁCTANOS

+58 (424) 2507633

Camino empinado

Resumen de la Economía – Abril de 2023

La actividad económica en general y el consumo agregado se contraen, lo que ha ocasionado menores presiones inflacionarias. Pero un mayor aporte de recursos de Chevron que se canalicen en la economía real causa una menor volatilidad cambiaria a la par que genera expectativas de crecimiento para 2023.

Este año la economía ha estado experimentando un soft landing, por lo que el crecimiento de 2023 será más un camino empinado que un trayecto sencillo.

¿Qué implicaciones tienen los eventos del mes?

 


 Informe de Producción

Los resultados de la producción de abril se sintetizan en:

  • Contracción de la actividad económica y el consumo agregado, aunque todavía se tengan perspectivas de crecimiento para el 2023.
  • Una tendencia al alza en los precios del petróleo, así como aumentos en la producción petrolera con expectativas de mayor crecimiento.

 

Producto Interno Bruto (PIB)

Según el OVF, durante el primer trimestre del año, la economía nacional se contrajo un -8,3%, a comparación con el primer trimestre de 2022. Aunque en mucha menor magnitud, la tendencia negativa en la economía real continuó durante abril y lo que va de mayo.

Actividad económica

Índice de Actividad Económica y su variación interanual

Fuente: OVF, cálculos de Escenarios Datanalisis.

Una de las principales razones que explican esta caída es la pérdida de poder adquisitivo experimentada, en promedio, por los venezolanos. Esta pérdida ha afectado (i) al consumo, que incluso llegó a contraerse un -6% en términos interanuales durante el primer trimestre de 2023, de acuerdo con las estimaciones de Datanalisis; pero más aún, (ii) ha deteriorado considerablemente la confianza del consumidor venezolano que, según nuestro Índice de Confianza al Consumidor, se contrajo un -23% durante el mismo período.

A pesar de ello, siguiendo con las estimaciones de Datanalisis, se espera una recuperación del consumo agregado en los próximos meses, que al considerarse en conjunto con un mayor aporte de Chevron en la producción y exportaciones petroleras, lleva a estimar una tasa anual de crecimiento económico del +5% para 2023.

Visto de otra forma, más que hacia una recesión, el escenario de involución económica para finales de 2023 se orienta hacia un soft landing.

En la arista fiscal, el 1 de mayo se declaró un aumento de las remuneraciones públicas, con un bono de guerra y cesta ticket de USD 30 y 40, respectivamente, estando indexados estos aumentos a la tasa de cambio oficial. El salario mínimo mensual permaneció en Bs. 130.

Los aumentos en los ingresos laborales de los trabajadores del sector público no son despreciables en términos porcentuales para la nómina pública, pero siguen siendo insuficientes por sí mismos para reflotar el consumo: Se necesita de más del triple del nuevo ingreso laboral mínimo para costear la Canasta Alimentaria de la Asociación Nacional de Supermercados y Autoservicios (ANSA) de abril. Además, al estar indexados, las mejoras de ingresos laborales acarrean expectativas oficiales de inflación y depreciación, que incluso podría pasar a ser inercial.

Paralelamente, se decretó aumentó el valor de la Unidad Tributaria de Bs. 0,4 a Bs. 9, es decir, en un 2.150%. Esta acción puede deberse a una intención del gobierno de financiar el gasto público de forma no inflacionaria, a pesar que, como no se fundamenta en un aumento de base, tiene un carácter recesivo.

 

Producción y Precio del Petróleo

De acuerdo a la OPEP, en abril, el precio de referencia del petróleo venezolano (Merey) presentó un aumento considerable, alcanzando los USD 62,58/b, es decir, un crecimiento del +9,31% respecto a marzo.

Este crecimiento se encuentra sobre el promedio de la cesta de referencia de la organización (que aumentó +7,2% entre marzo y abril). Según la OPEP, entre las razones de este crecimiento se encuentra el aumento de las importaciones de crudo por parte de China y EE.UU., como también un renovado interés en la compra de futuros petroleros.

La producción petrolera venezolana promedio de abril fue de 724 mil b/d, de acuerdo a fuentes secundarias de la OPEP, lo que representa un aumento de +4,17% (29  mil b/d) respecto a marzo. Sin embargo, existe una discrepancia importante con las cifras reportadas oficialmente, las cuales ascienden a 810 mil b/d. En todo caso, la producción promedio de mayo tiende a estar cerca de esta última cifra.

Como informamos en el Datanalisis al Día número 20 de este año, se espera un aumento de los niveles de producción petrolera del país en los próximos meses, ya que  PDVSA plantea llegar al millón de barriles diarios para agosto, mientras que Chevron iniciará una segunda fase para sus operaciones en Venezuela durante junio, proyectando alcanzar un nivel de 160 mil b/d este año y 200 mil b/d para 2024.

Las exportaciones petroleras venezolanas se redujeron un 9,20% durante abril, según Reuters.  PDVSA y sus empresas mixtas exportaron 703.167 b/d. El grueso de estas exportaciones corresponden a cargamentos que fueron retenidos durante las auditorías que hizo PDVSA para validar los compradores y sus pagos y que, paulatinamente, han sido autorizados para su envío.

Chevron envió 148 mil b/d a Estados Unidos, un +28,70% más que el volumen del mes de marzo, gracias al creciente interés por el crudo venezolano de las empresas refinadoras estadounidenses ubicadas en el Golfo de México. Esto representa una recuperación significativa de la presencia venezolana en un mercado tradicional, la cual se espera que continúe creciendo gracias a la nueva fase para las operaciones de Chevron ya mencionada.

Los envíos de crudo a Cuba cayeron en un -40,94%, hasta llegar a un nivel aproximado de 45.000 b/d.

Se espera un incremento en las exportaciones de otros hidrocarburos y derivados en los próximos meses principalmente de gas natural licuado, a través de la empresa Cardón IV, cuyas acciones pertenecen en un 50% a ENI y la otra mitad a Repsol, las cuales alcanzaron un acuerdo con PDVSA. Por otro lado, ha crecido la cartera de socios de PDVSA para la exportación de coque, derivado del mejoramiento y refinación de crudo.

Sin embargo, el crecimiento de las exportaciones tiene como mayor obstáculo el estado de la flota de tanqueros de PDVSA, debido a que más de la mitad de los 22 buques se encuentra en un estado crítico. Según Reuters, un reporte interno de PDV Marina recomienda que 5 sean retirados del uso activo y 7 sean enviados a astilleros para que se les realicen reparaciones mayores.

El suministro de combustible podría mantenerse estable en la inmediatez gracias a la llegada de un nuevo cargamento con condensado proveniente de Irán. Sin embargo, en los próximos meses, la situación del mismo podría mejorar considerablemente; pues PDVSA afirma que, para agosto, se aumentará la oferta de combustible al mercado local.

 

Consideraciones Estratégicas

Ante una contracción considerable en la confianza del consumidor venenzolano, se puede considerar validar los modelos de negocio, así como diseñar estrategias que permitan hacer más competitivos los precios finales de los productos o servicios, de manera que su empresa se ajuste a un consumidor de menores recursos en términos agregados.

Una forma indirecta de hacer a los precios más competitivos se encuentra en la aplicación de descuentos a los consumidores finales o en dar plazos para pagar a los clientes B2B.

En relación al aumento de la U.T., es conveniente asesorarse para prevenir cualquier tipo de infracciones tributarias, tanto para evitar causar impuestos innecesarios como ser multado, y verse afectado por el enorme aumento de la U.T.

Por último, los planes para el aumento de la producción en el sector hidrocarburos representan una oportunidad para las empresas que ofrecen servicios petroleros o actividades relacionadas a la infraestructura puesto que implican un aumento en la demanda de sus servicios.

 


Informe monetario

Los resultados monetarios de abril se resumen en:

  • Ligero aumento de las principales variables monetarias.
  • Una nueva disminución en la inflación.

 

Principales variables monetarias

Según el BCV, la liquidez monetaria se situó en 32,53 millardos de bolívares digitales durante abril de 2023, aumentando un +15,38% respecto a marzo y un +314,60% en contraste con marzo del 2022.

A pesar que este saldo monetario se encontró por debajo del promedio punteado (que hace referencia a un crecimiento mensual promedio en la liquidez de +19%), el crecimiento en la liquidez de abril fue 3,5 puntos porcentuales superior al registrado en marzo, por lo que se puede hablar de un repunte reciente en la liquidez.

Se espera que esta tendencia de crecimiento se mantenga durante mayo, debido a que habrán mayores bolívares digitales en circulación por motivo a los primeros pagos de los nuevos ingresos a los trabajadores del sector público, pero no se prevé que el crecimiento en la liquidez del mes sea exorbitantemente alto.

El repunte monetario en abril no se limitó a liquidez, ya que la base monetaria aumentó un +24,12% en comparación con marzo y un +297,58% respecto a abril de 2022, ubicándose en 20,46 millardos de bolívares digitales.

Base monetaria

Tasa de Variación Mensual en Porcentaje (%)

Fuente: BCV, cálculos de Escenarios Datanalisis.

La base monetaria es la oferta primaria del BCV, pero ante un encaje legal que sigue muy elevado, sus aumentos no impactan en gran magnitud a la liquidez, por lo que sus efectos inflacionarios se mitigan ligeramente. Además, el aumento de abril en la base monetaria no es atribuible a una mayor monetización del déficit desde el BCV. Como se comentó en nuestro último Informe Monetario, al igual que sucedió en marzo, el financiamiento del BCV a las empresas públicas no financieras (por ejemplo, PDVSA) se contrajo en un -9,58% durante abril. Es la primera vez desde que inició el ciclo hiperinflacionario venezolano (octubre de 2013) que la monetización del déficit se contrae durante dos meses consecutivos.

 

Inflación

La tasa de inflación mensual fue de 2,5%, según el OVF; mientras que para el BCV, que publicó datos después de 6 meses, este resultado fue de 3,8%. Como se había anticipado en el último Informe Monetario de Escenarios Datanalisis, abril fue un mes de inflación muy moderada.

 

De hecho, la mesura en la inflación mensual es tal que la tasa de abril es la menor registrada desde hace más de un año, independientemente de si se observa el nivel del OVF o del BCV.

La variación interanual de los precios (abril 2023 – abril 2022) se situó en 495%, un nivel muy superior a la inflación anualizada del 2022 (305%), pero que se encuentra ligeramente por debajo de la franja hiperinflacionaria (500%) de Reinhart y Rogoff (2011).

Si se segmenta el ciclo hiperinflacionario venezolano siguiendo los criterios paramétricos de Saboin (2018), el país reingresó a una fase desinflacionaria en abril.

Ciclo hiperinflacionario de Venezuela

Tasa de inflación interanual (%)

Fuente: Francisco Sanabria Avella, Revista Cuatrotreinta.  

 

La primera fase desinflacionaria (enero 2022 – febrero 2023) había surgido como consecuencia de una importante contracción en la liquidez, de una relativa mesura en la monetización del déficit y, más importante, del desarrollo de una dolarización transaccional; pero después de la guerra en Ucrania, la aplicación del IGTF y otras políticas contradictorias, tuvo lugar un intento de desdolarización extemporánea que impidió estabilizar la inflación y seguir recuperando la economía real; sino que, más bien, revirtió su rumbo, puesto que la inflación repuntó desde el segundo semestre del año pasado y el crecimiento económico se desaceleró hasta caer en el primer trimestre de 2023.

Dada la caída agregada en el consumo (véase el Informe de Producción), el contexto actual es de desinflación por la vía de reducción de la demanda, así como por una menor volatilidad cambiaria (véase Informe Cambiario): A pesar de tener un alto sesgo importador, no es del todo correcto asumir que la depreciación siempre causa inflación, el efecto inflacionario sólo se genera cuando la tasa de cambio aumenta de forma abrupta (como sucedió después de agosto del 2022, por ejemplo) y no gradual. A lo anterior se debe sumar el factor de una contracción en la monetización del déficit: Las acciones de los últimos meses llevan a suponer que, a pesar de aplicar una política de incertidumbre debido a la no publicación de datos, el BCV ha seguido una estrategia no anunciada de prudencia monetaria recientemente.

En cualquier caso, lo observado en abril en términos de baja inflación no implica que la estabilización de precios esté del todo consolidada, ya que, para salir del ciclo hiperinflacionario y siguiendo la segmentación paramétrica de Saboin (2018), la inflación interanual del país debería situarse, cuando menos, por debajo del 50% durante un tiempo suficientemente amplio.

No se prevé que el escenario sea de estabilización al menos en el muy corto plazo; pero si se toman medidas de reducción en la inflación orientadas a la promoción de la economía real o se profundiza la dolarización, y si el aporte de recursos de Chevron sigue en aumento, tal estabilización llegaría más pronto que tarde.

 

Consideraciones Estratégicas

Con base en lo observado en abril, a mediano plazo, las estimaciones de Datanalisis apuntan a una tasa de inflación anualizada del 203% para 2023; mientras que existen dos escenarios de corto plazo:

  • Inflación moderada: Se espera que la contracción en el consumo y las presiones desinflacionarias por vía de la demanda que derivan de ella comiencen a ceder en el futuro cercano, si esto se considera en conjunto con que en los primeros días de mayo existió un ligero aumento en la volatilidad cambiaria, y suponiendo que el BCV relaja un poco su postura de prudencia monetaria, es posible estimar un escenario de inflación moderada para mayo, proyectándose una tasa de inflación mensual ligeramente por encima de la de abril, ubicándose en 6,5%.
  • Retorno a la monetización: El anuncio del aumento en algunas remuneraciones laborales puede generar incertidumbre en cuanto a presiones inflacionarias se refiere. En caso que la mesura monetaria del primer cuatrimestre del 2023 haya sido un conjunto de acciones aisladas, y suponiendo que los recursos provenientes de Chevron comiencen a escasear, se podría esperar un retorno a la monetización del déficit precisamente para financiar el aumento en los ingresos laborales anunciados por el gobierno, lo que generaría un mayor impacto inflacionario en mayo, de entre el 13% al 14,4%.Este escenario es poco probable por las expectativas que se tienen sobre el aumento en la producción de Chevron, además de que con el aumento de la U.T., parece que el gobierno busca financiarse de formas recesivas mas no inflacionarias.

Considerando estos escenarios, se recomienda seguir de cerca los cambios en los precios relativos dentro de toda la cadena productiva. A pesar de estar en una fase desinflacionaria la inflación aún no se ha estabilizado del todo, por lo que todavía pueden existir sorpresas en dichos precios relativos.

Además, de acuerdo con los resultados recientes de la V Encuesta Multisectorial Empresarial de Escenarios Datanalisis, cada vez más, las empresas venezolanas buscan financiarse a través de plazos para pagar otorgado por sus proveedores. Esta es una situación atípica en un país altamente inflacionario, pero que tiene sus explicaciones en el escaso acceso al crédito que existe en Venezuela, por lo que existen oportunidades a aprovechar para su empresa en términos de financiamiento a dar a sus clientes y a obtener de sus proveedores; en lugar de apostarle a rebajas de precios para vender o comprar. Las recomendaciones a la empresa pasan por revisar y estrechar las relaciones con sus proveedores y clientes para lograr el acceso a fuentes de financiamiento no convencionales.

 


Informe cambiario

Los resultados cambiarios de abril se resumen en:

  • Pequeñas depreciaciones en las tasas de cambio oficial y paralela, que han continuado durante la primera mitad de mayo.
  • Una nueva recuperación en el nivel de reservas internacionales.

 

Tipos de Cambio

Al cierre de abril, el tipo de cambio oficial (BCV) se situó en 24,73 Bs./USD, lo que representa un aumento de apenas un 0,9% respecto al cierre de marzo. La dinámica cambiaria oficial de abril fue de ligera apreciación sólo durante los primeros días del mes, para luego pasar a una depreciación. Para el 15 de mayo se mantuvo la tendencia de depreciación, aunque aumentando ligeramente su ritmo, situándose el tipo de cambio oficial en 25,44 Bs./USD.

Mientras tanto, el tipo de cambio paralelo alcanzó los 25,61 Bs./USD a finales de abril, un crecimiento de 3,47% comparado con el cierre del mes anterior. A diferencia de lo ocurrido con el tipo de cambio oficial, no existió ninguna propensión de apreciación durante el último mes. Para el 15 de mayo se mantuvo la tendencia de apreciación en la tasa de cambio paralela, situándose en 26,44 Bs./USD.

La prima cambiaria promedio, es decir, la diferencia entre las tasas de cambio paralela y oficial, fue pequeña e igual al 2,42% durante abril, 0,3 puntos porcentuales menos que en marzo. Pero para la primera mitad de mayo, aunque aún pequeña, la brecha promedió aumentó a 3,93%.

En abril destacó que la volatilidad cambiaria se situó en 3,04 unidades, presentando un decrecimiento del -80% respecto al valor reportado en marzo. Durante la primera mitad de mayo, esta variable aumentó hasta 8,88 unidades, un valor que sigue siendo casi la mitad del registrado en marzo.

Volatilidad cambiaria

Tasa de inflación interanual (%)

Fuente: Escenarios Datanalisis.

 

Durante el 2023, la tendencia en el mercado cambiario ha estado orientada hacia una menor volatilidad. Un resultado de lo anterior es que, a medida que la volatilidad cambiaria se ha reducido, también lo ha hecho la inflación: En lugar de responder a la depreciación per se, las presiones inflacionarias surgen cuando existe incertidumbre en el mercado cambiario; por lo que es posible evitar estas presiones siempre que (i) se mantenga el nivel del tipo de cambio estable, o (ii) este aumente de forma gradual a través de microdevaluaciones.

La ventaja de la segunda opción es que, además de reducir la magnitud de la sobrevaluación del bolívar, también permite un empleo de recursos más eficientes: El crecimiento en las operaciones de Chevron, que se ha convertido en uno de los principales oferente de divisas en el mercado cambiario para financiar sus gastos en bolívares, ha coincidido con la menor volatilidad en dicho mercado; pero si las divisas de que dispone el gobierno se destinaran a financiar, por ejemplo, la recuperación del sector eléctrico, en lugar de financiar la estabilidad cambiaria, es posible esperar un mejor escenario de crecimiento al señalado en nuestro Informe de Producción.

 

Reservas Internacionales

Abril fue el segundo mes consecutivo del 2023 en el que las reservas internacionales presentaron un aumento mensual (+1,46%) y un balance de USD 9.753 millones.

La tendencia de crecimiento en las reservas internacionales se ha mantenido, por lo menos, hasta el 16 de mayo, situándose su nivel en USD 9.767 millones, lo que representa un aumento del 0,14% (USD 14 millones) y una disminución del -6,56% (USD 686 millones) respecto a la misma fecha en 2022.

Al sustraer los Derechos Especiales de Giro (DEG) autoadjudicados por el BCV las reservas internacionales disponibles descienden hasta encontrarse en USD 4.661 millones.

De acuerdo con Banca y Negocios, el BCV destinó a la banca USD 346 millones por mesas de cambio durante abril y USD 218 millones en lo que va de mayo. Para mediados de mayo, el total de las intervenciones cambiarias superó los USD 1.600 millones, un 3,52% más del monto acumulado de 2022 para el mismo período. La inyección de divisas realizadas por el BCV vía mesas de cambio ha tenido lugar para financiar la estabilidad artificial de la tasa de cambio y, dada la demanda de liquidez, para honrar el ajuste en las bonificaciones salariales que anunció el Gobierno.

 

Consideraciones Estratégicas

Para Abril, como se muestra en nuestro Informe del dólar, el tipo de cambio de equilibrio (es decir, la tasa de cambio con la que se evitarían las presiones de depreciación, para el último mes) se sitúa en Bs./USD 147,65. Sacudidas cambiarias como las de agosto del año pasado son prácticamente inevitables mientras persista el fenómeno de la sobrevaluación del bolívar, que, para abril, se encontró en 481%. En este contexto, la compra de divisas es más accesible, y de efectuarse los aumentos en la producción petrolera como se comenta en nuestro Informe de Producción puede haber un aumento en la oferta de las mismas por lo que se sugiere adquirirlas y acumular una reserva suficiente ante la posibilidad de nuevas macro depreciaciones del bolívar.

Para tomar la mejor decisión posible, en lo que a adquisición de divisas se refiere, se recomienda seguir de cerca las proyecciones de las tasas de cambio oficial y paralela que se muestran en el Tablero Cambiario de Escenarios Datanalisis, en cuanto a que dichas proyecciones han demostrado ser una herramienta de anticipación óptima en materia cambiaria, muestra de ello han sido los márgenes de error para las proyecciones durante el mes de abril para la tasa de cambio oficial y paralela los cuales fueron, en promedio, menos del 1%.


Informe del dólar

Los resultados del dólar de abril se sintetizan en:

  • Una recuperación en el poder adquisitivo del dólar en Venezuela, debido a que la inflación no superó a la depreciación del bolívar.
  • Una mayor profundización de divisas en Venezuela.

 

Poder adquisitivo del dólar

Como se destaca en nuestros Informe monetario e Informe cambiario, marzo fue un mes en donde la depreciación (+3,47%) superó a la inflación (+2,5%), lo que se traduce en una ligera recuperación del poder adquisitivo del dólar en Venezuela.

Poder adquisitivo del dólar en Venezuela

Variaciones porcentuales del Tipo de Cambio Paralelo vs INPC

Fuente: Escenarios Datanalisis.

Más específicamente, el poder adquisitivo de dicha divisa se ubicó en un 17,3% de lo que era en enero de 2019, un aumento de 0,1 puntos porcentuales sobre el saldo de marzo: A la fecha, se ha registrado una pérdida del poder adquisitivo del dólar en Venezuela en un agregado de 82,7%.

Para que el dólar recupere todo su poder adquisitivo, en abril hubiese sido necesario que el tipo de cambio se ubicase en su nivel de equilibrio, Bs./USD 147,65, lo que implicaría una depreciación de 496,59%. Obviamente, Escenarios Datanalisis no sugiere una depreciación en tal magnitud de forma abrupta porque el daño económico y social sería peor que el de la sobrevaluación. Las opciones a la devaluación como solución del problema de la sobrevaluación son el aumento de la productividad o la dolarización formal.

No siendo técnicamente correcto hablar de inflación en dólares, en el último mes, se necesitaron USD 576,42 para comprar lo que en enero de 2019 se compraba con USD 100, un -0,96% menos de lo que se necesitaba en marzo de 2023.

USD en enero de 2019

USD corrientes

Fuente: Escenarios Datanalisis.

La recuperación del poder adquisitivo del dólar en Venezuela durante abril va de la mano con una menor inflación importada desde EE.UU: Según la Reserva Federal de tal país, la inflación de EE.UU. descendió -0,03 puntos porcentuales, en términos interanuales.

 

Profundización de divisas

De acuerdo con los resultados de la V Encuesta Multisectorial Empresarial de Escenarios Datanalisis, el 61,63% de las operaciones de las empresas venezolanas se realizan en divisas, esto corresponde a un aumento de más de 15 puntos porcentuales respecto a los resultados obtenidos en agosto del año pasado, aunque aún son 3,5 puntos porcentuales menores a los registrados en marzo de 2022.

Los efectos de la desdolarización del IGTF se mitigaron en los últimos meses, a pesar que aún se hagan sentir si se compara con los meses previos a su adopción. De hecho, como se señala el Informe Sectorial de Escenarios Datanalisis, una forma en que se han mitigado los efectos del IGTF se halla en los métodos de pagos usados.

 

Consideraciones Estratégicas

Aunque discreta, una recuperación en el poder adquisitivo del dólar en Venezuela sugiere que las empresas no aumenten sus precios referenciados en dicha divisa; en cambio, las recomendaciones pasan por mantener el nivel de los mismos, al menos, hasta que se corrijan las condiciones que han generado la reciente contracción del consumo.

Incluso, si observa que el volumen de ventas de su empresa ha decaído de forma importante en los últimos meses, reducir ligeramente sus precios a través de métodos indirectos como ofertas puede ser una acción óptima. Pero esta reducción en sus precios como medio para incentivar su demanda y lucir más competitivo debe ser entendida como una acción coyuntural, mas no como una estrategia fija: Las empresas que obtienen mejores resultados en Venezuela son aquellas que buscan diferenciarse de sus competidores, en lugar de competir por precios, según los resultados de la IV Encuesta Multisectorial Empresarial de Escenarios Datanalisis.

Por último, siguiendo los hallazgos más recientes de la V Encuesta Multisectorial Empresarial de Escenarios Datanalisis, a fin de mitigar los efectos del IGTF y de incentivar el consumo de su producto o servicio, se recomienda reconsiderar los métodos de pago que ofrece su empresa, haciendo énfasis en la adopción y promoción, por razones obvias, de plataformas de pago electrónicas como Zini, Zelle, PayPal, PipolPay, entre otros. Por supuesto, estas acciones se recomiendan de forma agregada, una mirada al Informe Sectorial de Escenarios Datanalisis puede ser bastante provechosa para identificar los métodos de pago más empleados en el sector en el que se desarrolla su empresa.